Diario Vasco

Sarajevo, 9 nov (EFE).- La Policía bosnia ha impedido hoy que un grupo de 150 migrantes se acerque a la frontera con Croacia y los ha devuelto a Sarajevo, donde serán alojados en un centro de asilo.

Los migrantes, cuya nacionalidad no se ha precisado, llegaron en tren a la ciudad norteña de Bihac, cerca de la frontera con Croacia, pero los agentes le impidieron que bajaran en la estación.

Las autoridades bosnias impiden desde el pasado octubre que migrantes irregulares se acerquen a esta ciudad, después de que el 25 de octubre un grupo tratara de entrar a la fuerza en Croacia y, por tanto, en territorio de la Unión Europea.

Las autoridades argumentan que en esta ciudad se ha agotado ya la capacidad de alojamiento de migrantes y refugiados.

La emisora regional N1 informa de que los migrantes serán devueltos hoy en autobuses a Sarajevo para ser alojados en un centro de asilo.

Según la emisora Federalna, unos 3.000 migrantes se encuentran en la zona, aunque algunos medios aseguran que el número es mayor.

La Policía ha informado de que desde el pasado 23 de octubre se ha bloqueado el acceso a Bihac de 1.500 migrantes.

Unos 18.000 migrantes irregulares han entrado en lo que va de año en Bosnia, desde donde tratan de seguir su viaje hacia Europa occidental, frente a 750 registrados en todo 2017.