Diario Vasco

Nueva York, 9 nov (EFE).- El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) cerró hoy con un descenso del 0,8 % y se situó en 60,19 dólares el barril tras otra sesión a la baja, la décima consecutiva, una racha histórica que ahonda en su recién estrenada fase negativa.

Al final de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del WTI para entrega en diciembre restaron 48 centavos respecto a la sesión anterior.

El mercado del petróleo en EEUU entró este jueves en una fase que los analistas consideran bajista ("bear market", en inglés) al caer el precio del barril de Texas, de referencia, un 20 % respecto a su máximo registrado el pasado 3 de octubre, de 76,90 dólares.

Además, la racha de diez días de retrocesos que están registrando los contratos es la más larga que ha experimentado el crudo estadounidense desde 1984. El precio del barril llegó a tocar hoy los 59,26 dólares, su nivel más bajo en 9 meses.

Los descensos vienen impulsados por un aumento en la producción de EEUU, Arabia Saudí y Rusia, paralelo a la entrada en vigor de las sanciones de Washington a Irán y a la exención temporal otorgada a ocho países, que son los mayores importadores de crudo iraní.

A las dudas sobre la oferta y la demanda global de petróleo de cara a esas sanciones se unieron en octubre los temores a una ralentización en el crecimiento de la economía global y la caída que sufrió la bolsa en EEUU.

Por otra parte, hoy la firma privada Baker Hughes anunció que EEUU ha sumado esta semana 12 plataformas petrolíferas, el mayor incremento desde finales de mayo. La cifra total se sitúa en 886 plataformas, la más alta desde marzo de 2015.

Mientras, los contratos de gasolina con vencimiento en diciembre restaron más de dos centavos, hasta 1,62 dólares el galón, mientras los de gas natural, con vencimiento el mismo mes, sumaron casi 18 centavos y quedaron en 3,72 dólares por cada mil pies cúbicos.