Diario Vasco

Barcelona, 9 nov (EFE).- El grupo granadino de pop-rock Niños Mutantes despide mañana en Barcelona y el 1 de diciembre en Madrid el año y medio de gira de su décimo álbum, "Diez", el disco "que más sorpresas" les ha dado y que ha demostrado que siguen "más vivos que nunca", ha dicho a Efe su guitarrista y teclista, Andrés López.

Niños Mutantes se formó en Granada en 1994 como formación paralela de otra banda, Mama Baker, y ahora lo integran Juan Alberto Martínez, voz y guitarra; Andrés López, guitarra y teclado; Miguel Ángel Haro, bajo; y Nani Castañeda, batería.

El año pasado publicaron su décimo disco, "Diez", producido por Abraham Boba y César Verdú, de León Benavente, que incluía joyas como "Glaciares y volcanes", "No continuar", "Pura vida", "FGL" o "El instante" y acercaba su sonido al de sus míticos paisanos 091, y en abril editaron el EP "Diez y medio".

Se trata de un epílogo con canciones que no cupieron en ese álbum como "Segunda oración del desierto" y "No pude llegar a tiempo", uno completamente nuevo -"Sin Pensar"- y una versión de "A Galopar", de Paco Ibáñez, grabadas con el mismo equipo que "Diez", más la colaboración de Alonso Díaz (Napoleón Solo), habitual acompañante de Niños Mutantes en directo.

Con este material, Niños Mutantes ha estado de gira un año y medio por todo el Estado pero, además, han cruzado el Atlántico, por lo que Andrés López admite que "Diez" ha sido el disco que "más sorpresas nos ha dado, pese a ser el décimo".

"Pusimos toda la carne en el asador para demostrar que estamos más vivos que nunca, y así ha sido", explica López en referencia a un elepé que les ha permitido tocar en México, Colombia, Panamá, Venezuela y por toda España y del que ahora ofrecerán "un fin de gira como se merece".

Será, en concreto, mañana sábado 10 de noviembre en la Sala Salamandra de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), dentro del Festival Acrobàtes, y el 1 de diciembre en Madrid (La Riviera).

"Era difícil, pero hemos conseguido más de lo que esperábamos, y ahora solo queda despedirlo en loor de multitudes", comenta Andrés López, el último en integrarse en Niños Mutantes, que añade que con "Diez y medio" pretendieron publicar "un epílogo" de "Diez" con el mucho material que tenían, volver al estudio con el mismo equipo y así "alargar la gira y poder llegar a muchos más sitios".

A su juicio, "Diez y medio" es "parte" de "Diez" y, en concreto, dos canciones, "Segunda oración del desierto" y "Sin pensar" les han situado en "el siguiente peldaño".

"Centrados" en despedir la gira y esos dos discos, Andrés López afirma que llevan tiempo con un repertorio "muy rodado", aunque para ahora "abriremos el abanico y daremos otras cosas", como "una parte acústica y temas que se han quedado por el camino", además de "una sorpresa" en al menos uno de los dos recitales.

Luego, tienen previsto "descansar y pensar", habida cuenta de que ya tienen "bastante material" y de que en los últimos ensayos han aparecidos "bocetos de nuevas canciones", por lo que ya tienen ganas de "encerrarse en el estudio".

Según Andrés López, no hay fecha aún para entrar a grabar. "Sin prisa. Tampoco está pensado y no hay fecha determinada. Y no descartamos tampoco grabar un EP", comenta al respecto de una banda que ha grabado ya una docena de discos en este formato y que no se plantea publicar un álbum en directo porque creen que los conciertos hay que disfrutarlos el día en que se celebran.