Diario Vasco

Barcelona, 9 nov (EFE).- El conseller de Acción Exterior de la Generalitat, Ernest Maragall, ha considerado hoy que el informe del Ministerio de Asuntos Exteriores desfavorable a la creación de delegaciones catalanas en países extranjeros "es más un panfleto" que denota "una obsesión enfermiza" contra Cataluña.

El Ministerio de Asuntos Exteriores ha emitido un informe desfavorable sobre la apertura de seis nuevas delegaciones de la Generalitat de Cataluña en el extranjero al considerar que se podrían utilizar "para apoyar fines manifiestamente contrarios a los principios y objetivos de la política exterior de España".

Desde el Parlament, el conseller de Acción Exterior ha recordado que dicho informe "es preceptivo pero no vinculante", y ha apuntado que "es más bien un artículo de opinión" con "exabruptos", "apriorismos" y "juicios de intenciones" de la Generalitat.

Maragall ha hecho hincapié en que, tal y como se afirma en el propio informe, "los ministerios de Administración Territorial y de Hacienda constatan que la creación de las delegaciones exteriores es totalmente correcta, tanto desde el punto de vista competencial como de gestión de los recursos económicos".

"En cambio, -ha lamentado- en su artículo de opinión Exteriores contradice abiertamente lo que indican los otros ministerios, aunque esto es más bien anecdótico, lo importante es que trasluce una actitud de querer negar la presencia y la representación de la acción exterior del gobierno catalán en defensa de los intereses de nuestros ciudadanos",

Según Ernest Maragall, "quizás era ingenuo esperar otra cosa" del ministerio que dirige Josep Borrell, pero no habíamos previsto que, en vez de un informe, sea un panfleto en el que se expone la posición política de partido, por cierto, muy parecida a la que escuchamos que tiene Ciudadanos (Cs)".

Maragall ha concretado, en este sentido, que la semana próxima abrirán la delegación en Washington y espera que en la siguiente semana el Govern esté en condiciones de aprobar el decreto de creación de otras seis delegaciones en los países bálticos, los balcanes, los países nórdicos, el mediterráneo, centroeuropa y Portugal.