Diario Vasco

Badalona , 9 nov .- El Divina Seguros Joventut recibe este sábado (18.00 horas) al Monbus Obradoiro con el objetivo de sumar su quinto triunfo y afianzarse entre los ocho mejores de la Liga Endesa.

Los verdinegros son sextos tras un gran inicio de temporada en el que llevan tres triunfos a domicilio, el último el domingo pasado en la pista del Movistar Estudiantes (69-83) con un partidazo de Nico Laprovittola, su jugador franquicia.

Recibe la Penya a un Monbus Obradoiro que está undécimo en la tabla, con un triunfo menos que los verdinegros, con el objetivo de sumar su segundo triunfo en Badalona, lo que le permitiría en caso de conseguirlo mejorar la sexta plaza en función de lo que haga el Iberostar Tenerife.

El técnico de la 'Penya', Carles Durán, podría contar para el partido con el estadounidense Dakota Mathias, que se lesionó en el tobillo izquierdo el pasado 14 de octubre contra el Real Madrid.

El escolta pasará una prueba el mismo día del partido para ver si puede jugar. El ala-pívot Joel Parra también estará en la convocatoria.

El Joventut recibe al conjunto gallego con el recuerdo aún de la pasada temporada cuando una falta de Jerome Jordan sobre Nacho Llovet antes de que el jamaicano cogiera un rebote en ataque y anotara privó a los verdinegros del triunfo cuando su situación en la tabla era desesperada.

Duran cargó en la sala de prensa contra Llovet, excapitán del Joventut, al que acusó de simular el empujón que sancionaron los árbitros. Habrá que ver cómo recibe Badalona a su exjugador, el mejor de los gallegos junto al eslovaco Vladimir Brodziansky.

La defensa deberá seguir siendo el punto de partida del juego de la Penya, el segundo equipo de la liga que menos puntos recibe (75,57 por partido) ante un rival que recibe seis más por encuentro.

Con Marko Todorovic más cerca del nivel que se le exige y Luke Harangody completamente adaptado al equipo, el dominio del rebote defensivo será clave para que el equipo pueda correr y desplegar su habitual juego de muchas posesiones.

Junto a Llovet y Brodziansky, la otra amenaza del Monbus Obradoiro es el alero griego Kostas Vasileiadis, duodécimo máximo anotador de la liga con 13,3 puntos de media.

La victoria de la pasada temporada (62-63) fue la tercera de los gallegos -segunda consecutiva- en la historia de los partidos jugados por ambos equipos en Badalona, que se decidieron de un u otro lado por pocos puntos en la mayoría de ocasiones.