Diario Vasco

Santiago de Compostela, 9 nov (EFE).- El Centro Integrado de Atención a las Emergencias (CIAE) 112 Galicia registró, entre las nueve de la mañana y las seis de la tarde de hoy, un total de 146 incidencias desencadenadas por los efectos de la alerta naranja decretada por fenómenos costeros, lluvia y viento.

Por provincias, A Coruña fue la más afectada con 71 contratiempos informados; después, Pontevedra con 57; seguida de Lugo, con 13; y ya por último, la provincia de Ourense con cinco.

Las actuaciones urgentes para la prevención de riesgos en vías de circulación (31) y árboles y ramas en las carreteras (30) fueron los incidentes que más se repitieron.

En cuanto a los ayuntamientos, en la provincia de A Coruña, destaca el de Santiago de Compostela con 11 incidencias, Miño con 4 y A Pobra do Caramiñal con 3.

Igualmente, están las 8 incidencias del ayuntamiento de Vigo, Vilagarcía con 6 y Pontevedra con 5.

En la provincia de Lugo, el municipio de Abadín computó tres y Ribadeo dos.

Mientras, en la provincia de Ourense, en los ayuntamientos de San Xoán de Río, Punxín y Ourense ciudad, se gestionó una incidencia en cada uno de ellos.

En lo que respecta a los sucesos acaecidos por el temporal, además de un accidente laboral en Frades (A Coruña), donde falleció un operario que reparaba un tejado, el 112 Galicia tuvo constancia a las 11:10 horas de hoy de un árbol caído en la A-6 a la altura de Cambre que interrumpía la circulación en los dos carriles, en sentido Lugo.

Nada más recibir la notificación, el personal del 112 Galicia informó a la Guardia Civil de Tráfico, a la Policía Local, a los Bomberos de Arteixo y a Conservación, que llevó a cabo la retirada del árbol, puesto que pese a ser varios los sucesos de este estilo, en este caso entorpecía el tráfico severamente.

Las labores finalizaron a las 11:50 horas.

También, a las 15:45 horas, un hombre resultó ileso después de que un árbol cayese sobre el coche en el que circulaba en Nigrán. Ocurrió en el punto kilométrico tres de la PO-332 y fue el propio conductor el que contactó con el 112 Galicia para alertar de los hechos.

Enseguida, los gestores del 112 Galicia requirieron la intervención de la Guardia Civil, de Protección Civil de O Val Miñor y de la Policía Local.