Diario Vasco

Huesca, 9 nov (EFE).- El entrenador del Huesca, Francisco Rodríguez, dijo este viernes que el rival de su equipo el próximo domingo, el Alavés, está haciendo las cosas bien y por eso está invicto en casa.

"Es un equipo vertical, que tiene buenos jugadores y que son fantásticos a balón parado. Generan muchas situaciones en el área y nos van a obligar a que estemos concentrados al cien por cien para lograr lo que buscamos. Es un campo muy difícil, pero tenemos que ser nosotros y hacer lo que hemos trabajado", añadió.

Destacó, asimismo, que el equipo vitoriano marca goles al final de los partidos pero que, por contra, también le marcan y que por eso no se conforma con un empate: "Siempre es bueno sumar, pero desde el respeto hacia el rival vamos a ir a por la victoria por los jugadores y por la afición, que una vez más estará con nosotros".

Sobre su equipo, Francisco manifestó que lo ve mejor "física y mentalmente" y que cada día está "más cerca de ganar".

"Estamos contentos por lo que se vio contra el Getafe, pero no nos valen las sensaciones. Se hicieron muchas cosas bien, pero creo que nos falta un poco más de llegada, de efectivos en el área contraria", analizó.

Francisco considera que al duelo contra el Alavés su equipo llega "mejor" y está preparado para ganar porque tiene "mayor capacidad de reacción", aunque cree que tiene que saber manejar "las situaciones y los tiempos" para que no le pase lo mismo que en el partido ante el Getafe.

El entrenador andaluz del Huesca sigue confiando en sus delanteros pese que hasta ahora no marcan goles: "Hablo con ellos, creen en sí mismos y son ambiciosos. Yo también creo en ellos y todos confiamos en el trabajo del equipo".

"Tenemos seis puntos y nos tenemos que ganar el respeto de los demás equipos y de los árbitros. Estamos fuertes mentalmente y saldremos adelante", aseguró.