Diario Vasco

Beirut, 9 oct (EFE).- El Ejército libanés interceptó una embarcación de pesca que se dirigía a Chipre desde el norte del Líbano y detuvo a los 42 sirios y bangladesíes que iban a bordo, anunció hoy el cuerpo militar.

Los personas que salieron de la playa de Qalamun en la región de Tripoli, en el norte del Líbano, están siendo ahora interrogadas bajo la supervisión de la Justicia libanesa, aseguró en un comunicado la Dirección de Orientación del Ejército.

Sin embargo, la institución no aportó más detalles sobre las circunstancias de la detención ni desglosó la cifra de los arrestados.

El pasado 22 de septiembre, una embarcación con libaneses y sirios que trataban de salir de modo ilegal del Líbano se hundió en la costa de Akkar, en el norte, y el Ejército pudo rescatar a 38 personas, pero un niño de cinco años murió, según informó la Agencia Nacional de Noticias (ANN).

El 2 de octubre, una fragata brasileña ayudó a rescatar a 31 sirios, entre ellos varias mujeres y niños, que estaban en un barco a la deriva en la costa libanesa y llevaban tres días sin comer.

Durante los últimos meses las autoridades libanesas han endurecido la política de migración e interceptan las barcas que intentan partir desde el Líbano a Chipre para posteriormente arribar a diferentes países de Europa.

Desde que comenzó el conflicto sirio en 2011, el Líbano ha sido uno de los puntos de partida de los sirios para intentar llegar a Europa.