Diario Vasco

Irún , 9 nov .- El Bidasoa-Irún quiere seguir disfrutando del segundo puesto que ocupa en la Liga Asobal y afronta el partido de este sábado ante el Ángel Ximénez AVIA Puente Genil con mezcla de confianza por lo mostrado hasta la fecha y cautela al saber que cualquier equipo de la liga es peligroso.

El entrenador bidasotarra, Jacobo Cuétara, considera que la posición que su rival de mañana ocupa en la tabla (cuarto por la cola) es circunstancial y no se fía por tanto de un equipo que vuelve a la cancha en la que consiguió el ascenso a la Asobal en el 'playoff' de 2013.

Tras aquella importante victoria, el equipo andaluz volvió a ganar en Irún la siguiente temporada, en la que el Bidasoa-Irun subió a Asobal vía despachos y perdió la categoría sin remisión, pero sus dos últimas visitas se saldaron con triunfos locales.

Si eso sucede de nuevo mañana, el Bidasoa-Irun dará un paso más hacia un objetivo en el que no pensaba al inicio de la temporada. Con los once puntos sumados hasta la fecha y a falta de siete jornadas, los irundarras están bien situados para poder acabar la primera vuelta entre los cuatro primeros, con lo que se clasificaría para la Copa Asobal, por primera vez desde la temporada 95-96.