Diario Vasco

Berlín, 9 nov (EFE).- Los tres aspirantes a suceder a la canciller alemana, Angela Merkel, al frente de la Unión Cristiadenomócrata (CDU) iniciaron hoy su gira en busca de apoyos entre las bases del partido, que elegirá a su nueva presidencia en su congreso federal del 7 al 8 de diciembre en Hamburgo (norte).

La secretaria general de la CDU, Annegret Kramp-Karrenbauer, representante del ala más leal a Merkel, así como los derechistas Friedrich Merz, exjefe del grupo conservador en el Parlamento, y Jens Spahn, ministro de Sanidad, se presentaron ante la Unión de Mujeres de la CDU, en su primera aparición juntos desde que anunciaron sus candidaturas.

"No se puede ganar ninguna elección sin tener en cuenta el voto de la mujer", afirmó Kramp-Karrenbauer, de 58 años, mientras el titular de Sanidad aludía a su experiencia en este ministerio y a las dificultades que siguen teniendo enfermeras, doctoras y demás personal sanitario femenino para compaginar su trabajo y la vida familiar.

Merz, finalmente, incidió en su voluntad por luchar para que el partido recupere la fortaleza perdida, como única formación en Alemania, dijo, capaz de aglutinar el voto del "centro de la sociedad".

AKK -como se denomina a la secretaria general de la CDU-, Merz y Spahn realizarán en las próximas semanas diferentes presentaciones ante agrupaciones federales y regionales de la formación para presentar sus candidaturas.

La CDU ha organizado ocho encuentros a escala regional, que se abrirán el 15 de noviembre en Lübeck (norte) y se cerrarán el día 30 de ese mes en Berlín, abiertos tanto a los 1.001 delegados que deberán participar en el congreso como al conjunto de la militancia del partido -417.000 afiliados-.

De acuerdo a los estatutos de la formación, cualquier afiliado puede aspirar a la presidencia si cuenta con el respaldo de una agrupación federal, regional, municipal, de distrito o incluso en el exterior.

En el caso de los delegados, pueden también presentar su candidatura durante el mismo congreso federal.

Junto a los tres políticos que han formalizado su candidatura, en medios alemanes se habla de otros nueve posibles aspirantes, aunque teóricamente sin perspectivas de éxito.

Merkel anunció el pasado 29 de octubre que no optará a la reelección como presidenta de la CDU, partido que lidera desde hace 18 años, y que tampoco presentará su candidatura para otro mandato como canciller cuando termine la presente legislatura, previsiblemente en 2021.

La canciller adoptó esta decisión tras los resultados de las elecciones regionales de Baviera y Hesse, el pasado octubre, en que su bloque conservador se mantuvo como primera fuerza, pero con una caída de hasta diez puntos respecto a los anteriores comicios.

Las razones de esa pérdida de electorado se atribuyen principalmente al mal funcionamiento de su gran coalición de gobierno entre la CDU, su hermanada Unión Socialcristiana de Baviera (CSU) y el Partido Socialdemócrata (SPD), cuya caída en sucesivos comicios es aún más dramática.