Diario Vasco

Pamplona, 9 nov (EFE).- El entrenador de Osasuna, Jagoba Arrasate, se mostró este viernes esperanzado en conseguir este sábado la primera victoria de la temporada fuera de casa, ante el Extremadura en el estadio Francisco de la Hera, y destacó que la "línea ascendente" del equipo hay que "corroborarla con puntos".

Arrasate, en rueda de prensa en Tajonar tras el entrenamiento a puerta cerrada en El Sadar, señaló que ganar al Málaga el pasado sábado en El Sadar les ha dado "un plus" al remontar un resultado adverso ante un rival que llegaba a Pamplona como líder.

"Ha sido una semana buena. Los ánimos están mejor y sobre todo queremos enganchar esa segunda victoria, porque es muy importante en la categoría y no hemos sido capaces", dijo.

"Llevamos una línea ascendente, pero hay que corroborarla con puntos fuera, donde tenemos más margen de mejora", añadió.

El técnico vasco indicó sobre la posibilidad de lograr el primer triunfo a domicilio que las "prisas" y la "ansiedad" no son "buenas compañeras de viaje", aunque recordó que "últimamente" están haciendo "mejor las cosas" lejos de Pamplona y han estado "más cerca de la victoria".

Subrayó no obstante que les ha faltado "algo" para acabar con esta racha fuera de casa, pero remarcó que si hacen "bien las cosas llegará" la primera victoria y "si es mañana, mejor".

Arrasate manifestó que ante el Extremadura tiene que estar "muy bien" porque no les va a conceder nada a pesar de encontrarse en penúltima posición de LaLiga 1/2/3.

"Nunca sabes dónde puedes ganar. Es cierto que ellos están en una situación delicada, pero seguro que van a apretarnos. Es un equipo que tiene mucho gol, tiene al pichichi de la categoría, en todos los partidos hace gol, y si tiene problemas es por el aspecto defensivo", opinó.

El entrenador vizcaíno añadió que el conjunto extremeño "juega bien" y tiene "arriba jugadores desequilibrantes", por lo que es clave "neutralizar su juego ofensivo" y después "hacerles daño".

Arrasate, que se midió al Málaga con una alineación muy ofensiva, comentó que el planteamiento para este sábado será "parecido: ofensivo y valiente", si bien precisó que el partido tiene "otros matices y algún cambio habrá".

El técnico rojillo restó importancia al largo viaje en autobús hasta Almendralejo: "No hay más opciones. Está bien para hacer grupo. Si alguno está más tocado o cansado lo metemos en la litera y que descanse. No pasa nada".

Sobre la sanción de tres partidos al delantero balear Xisco Jiménez, Arrasate dijo que no le sorprendió "por la redacción del acta", pero aseguró que esta "no se ajusta a la realidad". "Xisco medió en la tangana. Quería separar y se lleva la peor parte. Creo que es injusto", declaró.

El entrenador rojillo indicó sobre el centrocampista pamplonés Íñigo Pérez, que se perderá su cuarto partido consecutivo por lesión, que espera su regreso al grupo la próxima semana, aunque no se atreve "a decir nada porque es una lesión un poco rara".