Diario Vasco

París, 9 nov (EFECOM).- El grupo estadounidense Boeing y el francés Safran anunciaron hoy que han obtenido las autorizaciones para el arranque de la actividad de su nueva filial común que se dedicará a la fabricación de equipos auxiliares de potencia para los aviones.

Las dos empresas explicaron en un comunicado que esa filial común -para la que todavía no han indicado dónde estará su sede y sus plantas de producción- que el equipo trabajará inicialmente en la ciudad estadounidense de San Diego, en California, y que al frente estará Étienne Boisseau como director general.

Junto a Boisseau, la directora operativa será Linda Hapgoog, la directora financiera Erin Morrissey y la directora técnica Joan Inlow.

Boeing y Safran controlan cada uno un 50 % de esta sociedad de derecho compartido especializada en equipos que alimentan los sistemas embarcados no propulsivos para generar energía con la que arrancar los motores principales de los aviones, así como alimentar los diferentes sistemas de a bordo en tierra y, si hace falta, en vuelo.