Diario Vasco

Huelva, 9 nov (EFECOM).- El consejero de Economía, Hacienda y Administración Pública, Antonio Ramírez de Arellano, cree que lo sucedido con el impuesto de actividades jurídicas documentadas de las hipotecas debe abrir "una reflexión urgente" sobre "la necesidad de resolver la incertidumbre" que generan para las comunidades autónomas los "impuestos cedidos".

En declaraciones a los periodistas en Huelva, ha indicado que los Gobiernos centrales en los modelos de financiación autonómica "han tenido como costumbre ceder o transferir a las comunidades autónomas la gestión de impuestos muy complejos, que son objetos de pleitos y reclamaciones".

"A veces no se tiene claro quién lo tiene que pagar, como es el caso del de las hipotecas; otras veces porque se discute el valor de la base imponible o en otros el hecho imponible en sí mismo y las personas se van a los tribunales", ha añadido.

"El Estado se reserva el IVA, el IRPF... impuestos que son sencillos y las comunidades autónomas tenemos que estar sometidas constantemente a esta incertidumbre sobre los impuestos cedidos", ha indicado Ramírez de Arellano, que ha insistido en que se este asunto se debe resolver "mirando al futuro, porque no puede ser que una componente fundamental de la economía de las comunidades autónomas esté rodeada permanentemente de pleitos y de incertidumbre".