Diario Vasco

Zaragoza, 9 nov (EFE).- El entrenador del Real Zaragoza, Lucas Alcaraz, ha comentado hoy que en la situación en la que se encuentra el equipo, en zona de descenso, lo que hay que hacer es "olvidar el listón del año pasado" y ha añadido que el punto de partida de una mejora es "reconocer" que no se está bien.

A este respecto ha destacado que la respuesta que tiene que dar el conjunto aragonés debe ser "colectiva" porque un jugador no va a solucionar solo la situación y es algo que se tiene que hacer "entre todos".

"Necesitamos saber adaptarnos a cada partido y en cada uno de ellos ser mas eficaces y hacer las cosas con muchísima más determinación de la que mostramos en la pasada jornada contra el Granada", ha explicado el técnico andaluz en rueda de prensa.

Sobre este asunto, y ante el debate que está sugiriendo el sistema que viene empleando el equipo ya desde el inicio de temporada con Imanol Idiakez, su antecesor en el cargo, un 4-4-2 con rombo en el centro del campo, ha indicado que ningún sistema soluciona nada sino que los sistemas son "elementos necesarios para el desarrollo táctico" y que lo que se hizo mal en el ultimo partido "no fue por el sistema".

Alcaraz ha asegurado cambios en la alineación contra el Nástic de Tarragona con respecto al encuentro contra el conjunto nazarí, primero porque va a haber tres jugadores que no van a poder participar, Grippo y Buff por lesión y Alberto Benito por sanción, y segundo porque se hicieron las cosas mal contra el Granada y, por ello, hay que "reaccionar en todos los sentidos", entre ellos la elección de jugadores.

Preguntado por si el enfrentamiento contra el Nástic se ha convertido en una final, Lucas Alcaraz ha apuntado que es "un partido muy importante" pero a su vez ha matizado que quedan muchas jornadas de Liga y que piensa que en fútbol no se puede hablar de todo lo que no sea el siguiente encuentro porque lo que se hace es "desfocalizar la atención".

Para el preparador granadino lo más importante es "ganar" y, a este respecto, ha añadido que el hecho de no conceder oportunidades al rival y dejar la puerta a cero "acerca mucho a la posibilidad de ganar".

Con respecto al encuentro contra el conjunto tarraconense ha valorado que es un partido "muy de la categoría".

"Ellos juegan muy directo, no son un equipo de elaborar sino de jugar directo y presionar en segundas jugadas. Nosotros lo primero que tenemos que hacer es adaptarnos y ser eficaces en este escenario. Será un encuentro muy típico de Segunda con juego directo y balón parado", ha analizado.