Diario Vasco

Madrid, 30 oct (EFE).- Coches sin conductor, ordenadores que 'leen' emociones o interpretan partituras y algoritmos para personalizar el aprendizaje son algunos de los proyectos galardonados en los Premios de Investigación Sociedad Científica Informática de España (SCIE)-Fundación BBVA.

Los Premios, entregados hoy en Madrid, han galardonado a seis jóvenes investigadores informáticos por la innovación de sus trabajos doctorales y a tres profesionales como reconocimiento por sus trayectorias en esta área, según un comunicado de la organización.

Durante la ceremonia, los expertos han destacado que el constante progreso tecnológico de los ordenadores los está dotando de "capacidades cada vez más próximas a las que tradicionalmente se suponía que eran privativas de los humanos", como la relación de conceptos, la toma de decisiones y la interpretación de emociones.

El presidente de la Fundación BBVA, Francisco González, ha explicado que es fundamental "aprender a coexistir con máquinas dotadas de esas asombrosas capacidades", pues representan "un cambio social sin precedentes".

Esta mejora en las competencias de los ordenadores supone "la necesidad de hacer frente a los nuevos retos", entre los que González ha destacado el de hacer que la inteligencia artificial incorpore valores éticos o regular de manera eficaz la privacidad y la seguridad de la información de las personas y de los sistemas.

El presidente de la SCIE, Antonio Bahamonde, ha advertido además que en España podrían desaparecer en pocos años "un importantísimo número de puestos de trabajo", y que los que queden tendrán que adaptarse a los avances informáticos, obligando a la sociedad a "estar preparada si no queremos vernos abocados a una situación social bastante negativa".

Bahamonte ha pedido que se incorporen asignaturas de informática en educación Primaria, para "afrontar estos retos, despejar los miedos y fomentar el espíritu crítico sobre una tecnología" y ha aludido a la necesidad de aumentar la presencia de mujeres en este ámbito.

Entre los proyectos galardonados con el premio a los Jóvenes Investigadores Informáticos se encuentra un software para leer partituras renacentistas, diseñado por Jorge Calvo; un mapa tridimensional del entorno que podrá utilizarse en el futuro en cirugía, vehículos autónomos, drones o robots, creado por Raúl Mur; o un sistema para optimizar la búsqueda de fármacos, programado por Daniel Peralta.

Además, también destaca la innovación del proyecto de Damián Roca para favorecer la organización de los coches autónomos en base a las dinámicas de las bandadas de pájaros; el de José Antonio Ruipérez, que usa algoritmos como herramientas para personalizar el aprendizaje o el de David Vilares, que busca la comprensión automática de las emociones expresadas en la web, como las críticas y alabanzas a un producto.

Por otro lado, los Premios Nacionales de Informática, que otorgan las mismas entidades, han reconocido a Vicent Botti por su investigación sobre cómo reproducir el comportamiento humano en dominios complejos; a Ramón Doallo, experto en Computación de Altas Prestaciones y en SIG; y a Ricardo Baeza-Yates, autor de algoritmos innovadores para la precisión de los buscadores de Internet.