Diario Vasco

Santiago de Compostela, 13 oct (EFE).- El Monbus Obradoiro prueba este domingo (17.00 horas) su ambición en la liga Endesa ante el Valencia Basket, que llegará a Santiago mermado por las bajas pero con la confianza que le ha dado el triunfo en Ankara ante el Turk Telekom.

Los gallegos regresan al Multiusos Fontes do Sar tras su doble enfrentamiento en las islas ante Herbalife Gran Canaria y Tenerife. El choque supondrá, además, el estreno del americano Kyle Singler ante su afición.

"Irá a más cada día", pronosticó el técnico Moncho Fernández sobre el alero con pasado en la NBA.

Tres jornadas han bastado para confirmar que el nuevo Obradoiro se caracterizará por su lanzamiento exterior. El equipo gallego es, junto al Tenerife, el único de la liga que lanza más veces desde detrás de la línea de 6,75 que tiros dobles, pese a la marcha de un especialista como Matt Thomas, que regresará este domingo con la camiseta naranja.

Fernández recupera para este partido al internacional belga Maxime de Zeeuw, quien ya está recuperado de las molestias que arrastraba en la espalda. El descarte de los tres extracomunitarios será, casi con seguridad, Kendall Stephens, que no se ejercitó esta semana con el grupo por una afección gastrointestinal.

Al técnico santiagués le preocupa de su rival su "juego de espaldas al aro", con Dubljevic y Thomas, y su facilidad para lanzar desde el perímetro, con Van Rossom, Sastre, Doornekamp o el ex obradoirista Matt Thomas.