Diario Vasco

Tarragona/Alcorcón , 13 oct .- El Nàstic de Tarragona, situado en descenso, ha vivido una semana trágica con la inesperada muerte de su delegado, Josep María Grau, antes de recibir al Alcorcón, que está protagonizando su mejor arranque liguero de la historia y tiene echado el cerrojo a su portería desde hace más de un mes.

El fallecimiento de Josep María Grau ha marcado la actualidad del conjunto tarraconense esta semana y ha eclipsado cualquier noticia deportiva acerca del importante partido que tiene esta jornada en el Nou Estadi.

Después de perder a uno de los hombres más importantes del cuerpo técnico, los ánimos no son los más óptimos para un equipo en horas bajas que ocupa la antepenúltima posición tras sumar seis puntos en las primeras ocho jornadas.

"Es un palo muy duro, él ha dejado unos valores de los que nosotros deberemos hacer bandera", confiesa Jose Antonio Gordillo, técnico del Nàstic, incrédulo por la perdida de su delegado y amigo.

En el terreno deportivo, el equipo tampoco está para grandes alardes con las múltiples lesiones que arrastra la plantilla.

Iván López, recién operado, y César Arzo, son dos bajas de larga duración que se suman a las lesiones de Manu Barreiro, Raúl Albentosa y Ramiro Guerra.

La buena noticia para el equipo tarraconense es el regreso a la convocatoria de Javi Márquez y Josua Mejías, únicas altas de un equipo que debe sacar los tres puntos para no ver como se complica aún más la situación clasificatoria.

Por su parte, el Alcorcón de Cristóbal Parralo está completando un inicio de temporada muy bueno, especialmente en defensa, con quince puntos en ocho jornadas de Liga y 638 minutos en competición oficial sin encajar un solo gol, contando también el primer partido de la Copa del Rey.

En nueve partidos oficiales, el Alcorcón solo ha recibido dos goles, en las dos primeras jornadas de Liga, y el último fue hace más de un mes, el 24 de agosto, contra el Málaga en La Rosaleda.

Desde entonces, el Alcorcón encadena tres victorias y tres empates en Liga y otro triunfo más en la Copa del Rey que le ha dado acceso a la tercera ronda. En total, siete partidos enteros sin recibir un gol y además contra rivales de entidad como Mallorca, Córdoba, Extremadura, Deportivo, Cádiz, Oviedo y UD Las Palmas. Estos números le hacen ser el mejor equipo de la categoría a nivel defensivo.

El objetivo del Alcorcón es seguir su buena racha liguera y permanecer una semana más entre los seis primeros puestos de la clasificación, dando inicio a una semana atípica en la que también jugará Copa del Rey en Lugo y recibirá en Liga al Granada y su técnico tendrá que dosificar esfuerzos.

Para este partido en Tarragona, Cristóbal seguirá teniendo la importante baja en el centro del campo del capitán Dani Toribio, que sigue con molestias, por lo que Eddy Silvestre seguirá en el once titular.

La única duda para Cristóbal reside en la punta de ataque. Juan Muñoz parece seguro que saldrá de inicio pero su acompañante no está claro, puesto que Víctor Casadesús y Jonathan Pereira parten con opciones y el que no juegue de titular en Tarragona lo hará en unos días en Copa frente al Lugo.

Alineaciones probables:

Gimnàstic: Becerra; Roger Figueras, Djetei, Cadamuro, Abraham; Javi Márquez, Rocha, Sebas Coris, Tete Morente; Uche y Luís Suárez.

Alcorcón: Dani Jiménez; Laure, Burgos, David Fernández, Bellvis; Sangalli, Silvestre, Dorca, Borja Galán; Víctor Casadesús o Pereira y Juan Muñoz.

Árbitro: Trujillo Suárez (comité tinerfeño)

Estadio: Nou Estadi

Horario: 18:00h.