Diario Vasco

Fráncfort (Alemania), 12 oct.- El grupo automovilístico alemán BMW vendió en los tres primeros trimestres 1.834.810 vehículos en todo el mundo, lo que supone un 1,3 % más que en el mismo periodo de 2017, ante difíciles condiciones por la competitividad en Europa y la inseguridad de los clientes en algunas regiones por los aranceles.

BMW informó hoy de que su marca principal BMW entregó entre enero y septiembre 1.566.216 vehículos, un 1,9 % más que en los mismos meses del año anterior.

Asimismo, MINI entregó en el mismo periodo 265.935 unidades, un 2 % menos, y Rolls-Royce Motor Cars, 2.659, un 13,5 % más, por la demanda de todos los modelos.

Rolls-Royce prepara las primeras entregas del Cullian para comienzos de 2019.

BMW vendió en los tres primeros trimestres 126.793 motocicletas, un 0,8 % menos.

Las ventas de los modelos eléctricos, BMW i, BMW iPerformance y el Mini eléctrico, crecieron en el mismo periodo un 42 %, hasta 97.543 unidades.

El director de Ventas del grupo BMW, Pieter Nota, dijo que lograron unas ventas estables pese a los retos extraordinarios, y añadió que el tercer trimestre estuvo influido en Europa por problemas en el mercado ocasionados por la implementación de las pruebas de la nueva norma de homologación armonizada a comienzos de septiembre.

BMW había planeado y aplicado a tiempo la implementación y por ello casi todos sus modelos están probados y disponibles.

Nota también destacó el fuerte crecimiento en septiembre y en lo que va de año de las ventas de eléctricos e híbridos.

Las discusiones sobre cambios de aranceles en EEUU y China en algunos mercados han creado inseguridad en los consumidores.

BMW ha presentado en el Salón de Automóvil de París el nuevo BMW i3 y el BMW i3s, que ofrecen un aumento del alcance del 30 % o 260 km.

La empresa prevé hasta 2020 unas ventas de eléctricos e híbridos de más de medio millón de vehículos.

Hasta 2025 la gama de modelos del grupo BMW tendrán, como mínimo, 25 vehículos eléctricos e híbridos, doce de ellos completamente eléctricos.

Las ventas de BMW y MINI en Europa se mantuvieron hasta septiembre en 815.460 unidades, por los problemas en el tercer trimestre por la implementación de la nueva norma.

Las ventas de BMW y MINI bajaron en los tres primeros trimestres en Alemania (0,9 %) y en el Reino Unido (2,7 %).

BMW y MINI vendieron en los nueve primeros meses del ejercicio en EEUU 259.258 unidades, un 1,7 % más, y en Latinoamérica entregaron 40.567, un 11,1 % más.

Las ventas de BMW y MINI en China mejoraron entre enero y septiembre un 5,3 %, hasta 459.629 unidades, en comparación con los mismos meses de 2017.

El pasado septiembre el grupo BMW vendió en todo el mundo 237.781 unidades de las marcas BMW, MINI y Rolls-Royce, un 0,8 % menos que en el mismo mes del año pasado.

Se produjo un estancamiento de la marca BMW y una caída del 9,2 % de MINI, pero Rolls-Royce las subió un 23,2 %.

Las ventas de la Serie 5 de BMW aumentaron en los tres primeros trimestre hasta 286.180 unidades (+14,9 %) y las del BMW X3 a 132.478 unidades (+15,3 %).

Gracias a la localización de la producción del X3 a comienzos de año en China y Sudáfrica, de forma adicional a la producción en EEUU, ha incrementado la disponibilidad de este modelo de forma significativa.