Diario Vasco

Seúl, 12 oct (EFECOM).- La Bolsa de Seúl rebotó hoy tras la fuerte caída del jueves, gracias a los buenos datos exportadores chinos de septiembre y a un ligero acercamiento entre Washington y Pekín a cuenta de la guerra comercial, según analistas locales.

El indicador Kospi del mercado surcoreano cerró hoy con un avance de 32,18 puntos, un 1,51 %, hasta situarse en 2.161,85 unidades.

El índice de valores tecnológicos Kosdaq subió por su parte 24,12 puntos, un 3,41 %, hasta 731,50 unidades.

Tras la fuerte caída del jueves (más de un 4 %, la mayor desde 2011 para el Kospi) merced a las correcciones de los mercados globales, Seúl remontó hoy el vuelo pese a ser una jornada con escaso volumen de negocio.

La recuperación del won frente al dólar, que el jueves alcanzó su mayor nivel con respecto a la divisa surcoreana en más de un año, el buen indicador chino (las exportaciones de septiembre superaron los pronósticos de los analistas) y un cierto apaciguamiento de las tensiones Pekín-Washington sumaron para el avance del Kospi.

En el último apartado resultaron capitales las informaciones que indican que el Departamento del Tesoro no incluirá a China en su lista de manipuladores de divisa prevista para la próxima semana, en lo que se interpreta como un gesto conciliador por parte estadounidense.