Diario Vasco

Madrid, 12 oct (EFECOM).- El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no empezará a negociar con los partidos nacionalistas hasta después de presentar en el Congreso su proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2019, a finales de noviembre o principios de diciembre.

En una conversación informal con periodistas, durante la recepción del Día de la Fiesta Nacional en el Palacio Real, Sánchez ha insistido en que confía en sacar adelante las cuentas públicas y ha subrayado que para ello necesita el apoyo de la mayoría simple de la Cámara, es decir 156 escaños -ha calculado-, una situación que ha recordado que ya superó en su día el expresidente José María Aznar.