Diario Vasco

Barcelona, 12 oct (EFE).- El FC Barcelona parte hoy hacia la ciudad bielorrusa de Brest, para enfrentarse mañana al equipo local, el Meshkov, entrenado por Manolo Cadenas, y el técnico azulgrana Xavi Pascual consideró que les espera un partido "muy complicado y muy duro ante un equipo muy serio y muy bien entrenado".

"Ya vimos la pasada semana que perdieron en su pista frente al Vesprém (28-29), pero en el último segundo tuvieron oportunidad de empatar.La verdad es que están jugando muy bien", explicó en la previa del encuentro.

"En su pista es un equipo que se multiplica; tiene realmente nivel de equipo de Liga de Campeones", añadió.

Si alguien conoce bien al Barcelona es Manolo Cadenas y ante la posibilidad de que pueda emplear algún sistema especial para bloquear el ataque azulgrana, Pascual dijo: "No puedo estar pensando en lo que harán los otros equipos. Nosotros no tenemos sorpresas para nadie y nos limitaremos a hacer nuestro partido, aunque siempre tenemos adaptaciones ante lo que pueda hacer el equipo contrario".

En cuanto al desgaste que supone jugar mañana en Bielorrusia, y de ahí trasladarse a Doha (Catar), el técnico azulgrana señaló que su equipo "debe estar preparado para esto". "Por esto, somos el Barcelona y jugar el Mundial de Clubes es un placer para nosotros porque allí están los mejores equipos del mundo".

Pascual no quiso avanzar nada de la Super Globe (Mundial de Clubes). "Solo me preocupa el partido de mañana, nosotros vamos paso a paso y el próximo paso es el Brest".

Elogió al técnico del Brest, Manolo Cadenas, a quien relevó en el banquillo azulgrana en febrero de 2009, ya que, "él le ha dado al equipo intensidad, carácter y sus jugadores nunca bajarán los brazos"

Tras destacar la importancia y lo que representa el Mundial de Clubes, Pascual puntualizó: "Antes este evento se disputaba en agosto, durante la pretemporada y nos iba bien. Ahora mismo, junto al partido de Liga de Campeones, los partidos de esa competición y cuando volvamos nos espera el partido de Liga Asobal y después de eso los jugadores tienen que irse con sus selecciones".

"Es un momento complicado de la temporada e intentaremos gestionarlo de la mejor manera posible", concluyó el técnico azulgrana.