Diario Vasco

Redacción deportes, 12 oct (EFE).- Una veintena de paradas del portero Juan Bosco Molina, este viernes casi insuperable, y la eficacia en ataque decidieron el triunfo del Peñíscola Rehabmedic en el Palau Blaugrana, donde doblegó a un Barça Lassa insistente, con una treintena de tiros, algún poste y su primera derrota en esta Liga.

Lo había ganado todo en esta campaña, pendiente de su encuentro aplazado del próximo martes frente al Levante, hasta este viernes, cuando se cruzó en su camino el Peñíscola, que golpeó primero en el marcador con un trallazo de falta directa de Dani Montes en el minuto 12 que supuso el 0-1. Ese fue el resultado al intermedio.

En la reanudación, Esquerdinha niveló el duelo (1-1, m. 26), pero apenas por dos minutos, el tiempo que tardó Hugo en culminar un contraataque.

La ofensiva del Barcelona fue total sobre la portería de Molina, multiplicado una y otra vez, con alguna intervención triple incluso, para contener al bloque azulgrana, que perdió por lesión a Aicardo y que reclamó un penalti en los instantes finales.