Diario Vasco

Logroño, 12 oct (EFE).- El Logroño La Rioja recibe este sábado al colista, el Secin Group Alcobendas, el colista de la Liga Asobal, del que no se fía y ante el que buscará un triunfo que consolide un buen arranque de temporada.

Porque aunque la clasificación no lo refleje, el equipo de Logroño es, junto al Barcelona, el único que todavía no ha encajado una derrota y pretende llegar así al menos al "parón" de la semana próxima.

Cierto es que los tres empates que ha cosechado han dejado al equipo riojano en un segundo plano en la tabla, por detrás de otros equipos que sí han perdido partidos.

Pero jugadores y técnico son conscientes de que el "camino" es mantener su casillero de derrotas vacío y no desperdiciar oportunidades de sumar dos puntos, como la que, a priori, tienen mañana.

"Pero confiarnos porque el Alcobendas vaya el último sería un gran error" ha subrayado a EFE el entrenador del Logroño, Miguel Ángel Velasco, que ha recordado que los madrileños "llegan tras ganar a un buen equipo, como el Guadalajara, y ante el Benidorm solo cayeron al final".

El preparador insiste en que "en la Liga hay mucha igualdad, más de la parece, y no hay que relajarse ante nadie".

Cree, no obstante, que es un partido para "poner en valor" lo hecho hasta ahora "e ir hacia delante" con un triunfo que, como mínimo, mantendría a los riojanos entre los equipos que hay empatados en el segundo puesto.

El Logroño La Rioja mantiene la baja de Miguel Ángel Muñoz, que está en la recta final de la recuperación del proceso viral que sufrió hace semanas; y tampoco podrá contar, en principio, con el extremo serbio Ilic, por una lesión en un dedo de la mano derecha, "aunque si hace falta, podría ayudar algunos minutos", ha precisado su entrenador.