Diario Vasco

Bruselas, 12 oct (EFE).- Los ciudadanos europeos invidentes o con problemas visuales disponen desde hoy de formatos más accesibles de libros, revistas y publicaciones impresas, al entrar en vigor una regulación de la Unión Europea (UE).

Estos nuevos formatos se deben a la ratificación del Tratado de Marraquech, que estipula que las personas ciegas "tienen derecho a la información accesible en formatos adecuados sin tener el riesgo de los derechos de autor", indicó la Comisión Europea (CE) en un comunicado.

El vicepresidente de la CE y responsable del Mercado Único Digital, Andrus Ansip, explicó que este tratado es un "verdadero avance" para mejorar la inclusión social, el acceso a la cultura y el entretenimiento para las personas con problemas visuales.

Esto permitirá crear y difundir formatos especiales de material impreso mediante el sistema braille o daisy.

Por su parte, la comisaria europea de Economía y Sociedad Digitales, Mariya Gabriel, subrayó que esta ratificación "no sólo ofrecerá mejor acceso a estos materiales sino que también permitirá el intercambio de éstos a través de la UE".

De esta forma, al eliminar la autorización por parte de los titulares de derechos se garantiza un acceso más rápido y variado a estos contenidos.

El tratado de Marraquech cuenta con el apoyo de 42 países en todo el mundo.