Diario Vasco

Doha, 12 oct (EFE).- El técnico de la selección de Ecuador, el colombiano Hernán "el Bolillo" Gómez, no quiso poner excusas en la derrota por 4-3 de su equipo contra Catar, aunque admitió que el viaje hasta la península arábiga fue un elemento que pesó en las piernas de sus hombres.

"Físicamente fue superior Catar, en el uno contra uno perdimos. No fue un buen partido, no hay que sacar disculpas, pero se siente el viaje y por eso no hay coordinación y hay pérdidas de balón", afirmó Gómez en rueda de prensa tras el partido.

"Las dificultades de hoy fueron sobre todo físicas, fueron mas rápidos, parecían un Mercedes y nosotros un Renault 4. No tuvimos trabajo suficiente para dar una coordinación táctica del equipo", manifestó.

El equipo ecuatoriano tuvo que jugar además en inferioridad numérica en la parte final del partido por la expulsión de Frickson Erazo al que acompañó Valencia cuando expiraba el partido.

"Cuando uno no se siente bien físicamente, pierde la cabeza, no fue un día bueno para nosotros en condición física, no nos salían las cosas, no era un día apto para dar un buen nivel", añadió.

El técnico colombiano alabó la actuación del conjunto liderado por el entrenador español Félix Sánchez, que mostró una organización y capacidad de reacción rápida en contraataque durante todo el encuentro.

"Vi un equipo rápido, preciso, organizado tácticamente, me hubiera gustado verlo ante un mejor rival porque hoy no lo fuimos", sentenció.