Diario Vasco

Gaza, 12 oct (EFE).- El movimiento islamista Hamás no pagará ningún "precio político" en los esfuerzos negociadores para acabar con el bloqueo israelí a Gaza, en los que está tratando de involucrar a varios países de la región, dijo hoy su líder político, Ismail Haniye.

Haniye también desvinculó un posible acuerdo de paz con los israelíes de la reconciliación política palestina con el movimiento Al Fatah, que encabeza el presidente Mahmud Abás y a quien arrebató el control de la Franja de Gaza en 2007.

En una alocución grabada en Gaza y emitida hoy en una conferencia política en Estambul, el líder de Hamás detalló que están buscando "entendimiento con diversas partes, incluidas Catar, Egipto y las Naciones Unidas, que pueda traer la calma necesaria para romper el bloqueo".

La Franja de Gaza sufre un bloqueo por tierra, mar y aire por parte de Israel desde 2007, cuando el movimiento islamista tomó el poder por la fuerza en el territorio costero.

Egipto también cierra su paso de Gaza de manera intermitente.

"Nuestra responsabilidad es asegurar la dignidad de nuestra gente", concluyó Haniye.

Hamás y el resto de facciones palestinas han llevado a cabo desde mayo negociaciones indirectas con Israel con mediación de Egipto y el apoyo de la ONU para llegar a una tregua de larga duración y han intentado avanzar paralelamente en el estancado proceso de reconciliación con Al Fatah.

Los esfuerzos de solucionar las diferencias políticas internas palestinas se estancaron pese al acuerdo que firmaron en octubre Al Fatah y Hamás, por el que se tenía que haber transferido de forma progresiva la administración de Gaza al Gobierno de consenso de la Autoridad Nacional Palestina (ANP).

Sin embargo, la transferencia no se completó, la inestabilidad aumentó en Gaza y se multiplicaron las hostilidades con Israel, contenidas por frágiles periodos de calma, que Egipto y la ONU intentan consolidar con un compromiso de larga duración y el alivio del bloqueo del enclave.