Diario Vasco

Vigo, 12 oct (EFE).- El Mecalia Atlético Guardés encara el partido de ida de la segunda ronda de la Copa EHF ante el Hypo Niederösterreich con el objetivo de salir vivo de tierras austríacas, donde esta tarde realizará un último entrenamiento.

El Hypo, líder de la liga austríaca con cinco triunfos en otros tantos encuentros, es un desafío mayúsculo para el Atlético Guardés, que también ocupa el primer puesto de la liga Guerreras Iberdrola pero viene de ceder un empate en su pista ante el Rincón Fertilidad Málaga.

Será el segundo duelo europeo entre ambos clubes, que se enfrentaron hace poco más de un año en el torneo de clasificación previo a la Liga de Campeones disputado en Nordhausen (Alemania). En aquella ocasión, el Hypo se impuso al Atlético Guardés en la tanda de penaltis, tras empatar a 24 goles en el tiempo reglamentario.

"Necesitamos hacer dos partidos casi perfectos, pero hay opciones reales de poder pasar a la tercera ronda", señala el técnico del conjunto español, José Ignacio Prades, quien ve a su equipo con opciones de ganar en Austria.

El choque de ida, al que el Atlético Guardés llega tras superar apabullar al Youth Union Athienou de Chipre, se disputará este sábado a partir de las 19:30 horas en el pabellón Maria Enzersdorf de Austria y será dirigido por las ucranianas Tetyana Rakytina e Iryna Tkachuk.