Diario Vasco

Malabo, 12 oct (EFE).- El secretario de Estado español de Exteriores, Fernando Martín Valenzuela, calificó hoy de "paso positivo" el indulto a una treintena de presos políticos decretado esta semana por el presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang, en el poder desde 1979.

"Valoramos cuando hay pasos positivos. Ahora acaba de haber uno muy importante, que de alguna manera responde a una preocupación expresada por España", dijo Valenzuela a Efe en la embajada española en Malabo.

"Creo que es oportuno que nos mostremos satisfechos, pero siempre viendo que un paso es un paso y, en determinadas cosas, hace falta más de un paso", dijo el diplomático español, que asistió hoy al desfile de conmemoración del quincuagésimo aniversario de la independencia de Guinea Ecuatorial de España.

Se refirió al "indulto de los 36 militantes de Ciudadanos por la Innovación (CI) y, en particular, también al diputado que estaba detenido".

El parlamentario es Jesús Mitogo Oyono, que logró por CI el único escaño de la oposición en las elecciones legislativas del pasado noviembre, en las que el gobernante Partido Democrático de Guinea Ecuatorial (PDGE) obtuvo 99 de los cien asientos del Parlamento del país africano.

Sin embargo, el líder de ese partido, Gabriel Nse Obiang, aseguró hoy a Efe que los militantes presos, acusados de delitos como sedición, "todavía no han sido sacados" de la cárcel.

A ese respecto, Valenzuela señaló que tiene entendido que "el procedimiento administrativo es complicado y largo" en estos casos.

"Esperamos que se cumpla (el indulto). Tengo todas las razones para pensar que se va a cumplir", remarcó.

Sobre el estado de las relaciones bilaterales, marcadas históricamente por altibajos y choques a causa de las violaciones de derechos humanos, el secretario de Estado apuntó que "son siempre complejas, no solamente con Guinea".

"Nosotros, en estos momentos, tenemos una relación con Guinea que se enmarca dentro de unos parámetros en los cuales están los elementos históricos, los lazos culturales, los lazos de simpatía entre los pueblos", explicó.

El secretario de Estado de Exteriores de España señaló que hay "también un aspecto que es muy importante dentro de la política española que es el respeto de los derechos humanos, con los cual tenemos algunas diferencias con Guinea".

Preguntado si se prevé alguna reunión bilateral de alto nivel a corto plazo, Valenzuela respondió que "ahora mismo no estamos en esa dinámica".

Agregó que "ahora estamos celebrando el cincuentenario de la independencia de Guinea, cosa de por sí importante. Estamos también en la idea de ir encontrando elementos que fortalezcan la relación".

Obiang dirige el país desde 1979 tras un golpe de estado al primer presidente del país y tío suyo, Francisco Macías, es el decano de los jefes de Estado africanos.

El gobernante ecuato-guineano firmó el decreto del indulto en favor de una treintena de presos político a última hora del pasado miércoles con motivo de la celebración del 50 aniversario de la independencia del país.

En julio pasado decretó una "amnistía general" para todos los presos políticos, si bien la oposición ha denunciado desde entonces que esa medida no se cumplía.

Desde su independencia en 1968, la excolonia está considerada uno de los países más represivos del mundo debido a las acusaciones de detenciones y torturas de disidentes y a las denuncias de repetidos fraudes electorales hechas por la oposición, parte de la comunidad internacional y organizaciones defensora de los derechos humanos.