Diario Vasco

Madrid, 12 oct (EFE).- UGT y CCOO han valorado hoy la limitación a la exposición en el lugar de trabajo al humo de diésel, junto a otras siete sustancias cancerígenas, tal y como aprobó ayer la Unión Europea.

En un comunicado remitido por UGT, ambos sindicatos han considerado este acuerdo "positivo" y han recordado que la clasificación de los humos de los motores diésel como cancerígeno es una antigua reivindicación suya.

Para ambos sindicatos, esta ha sido una de las cuestiones clave, por la importancia que tiene para la protección de la salud y la seguridad de millones de trabajadores en toda Europa.

Según sus datos, entre 9 y 18 millones de personas están expuestas a este cancerígeno en sus trabajos en Europa y la adopción de estas medidas evitará al menos 230.000 fallecimientos en el continente en los próximos 60 años.

Gracias a este acuerdo, han añadido, las empresas deberán proteger, además de los humos de los motores diésel, de otros productos nocivos como aceites de motor y etilenos.