Diario Vasco

Vitoria, 12 oct (EFE).- El Kirolbet Baskonia, único equipo de la Liga Endesa patrocinado por una casa de apuestas, ha indicado que se remite "a la legalidad", tras conocerse la propuesta en el acuerdo entre el Gobierno y Unidos Podemos sobre la limitación de la publicidad de las apuestas.

"Nos remitimos a la legalidad", han explicado a Efe fuentes del club vasco.

El acuerdo entre Kirolbet y el Baskonia por el que el conjunto pasó a denominarse Kirolbet Baskonia y a lucir la publicidad de la casa de apuestas vasca en el frontal de su camiseta nació en abril de 2018 con un acuerdo hasta 2021.

Este contrato de patrocinio contempla además diferentes activos publicitarios que garantizan la presencia de la marca Kirolbet en el Fernando Buesa Arena, en diferentes soportes, como la web baskonista o las redes sociales, así como en la línea oficial de ropa del equipo y en la mercadotecnia azulgrana.

Kirolbet es una empresa vasca con sede en Eibar, que inició su andadura hace más de diez años tras la regulación de juego en Euskadi por parte del Gobierno Vasco y que cuenta con más de 2.000 terminales en España ubicados en Casas de Apuestas, locales específicos de juego y establecimientos de hostelería.

Se da la circunstancia de que el Deportivo Alavés es uno de los cuatro equipos de LaLiga Santander que actualmente viste publicidad de casas de apuestas en el pecho de su elástica a través de la firma maltesa Betway.

No obstante, la práctica totalidad de los equipos de la máxima categoría del fútbol español tiene vinculación con alguna firma dedicada a las apuestas deportivas.

Bet365 tiene acuerdo con diez clubes (Eibar, Betis, Getafe, Rayo Vallecano, Villarreal, Huesca, Celta de Vigo, Espanyol, Athletic de Bilbao y Valladolid), Betway con tres (Alavés, Leganés y Levante), Bwin con dos (Atlético de Madrid y Valencia), Betfair con dos (Barcelona y Sevilla), Codere con el Real Madrid y Marathon Bet con el Girona.

El acuerdo entre el Gobierno y Unidos Podemos para los presupuestos generales del Estado (PGE) 2019 busca impulsar una regulación estatal de la publicidad de los juegos de azar y las apuestas en línea similar a la que rige a los productos del tabaco.

Ésta es, por tanto, una de las cuatro medidas acordadas con el objetivo de "proteger a la ciudadanía frente a la adicción a las apuestas y los juegos de azar y la ludopatía".