Diario Vasco

Redacción deportes, 12 oct (EFE).- El Kirolbet Baskonia comenzó este viernes con buen pie la Euroliga 2018-19 y superó al Zalgiris en Kaunas por 79-87, con una segunda mitad muy seria a nivel defensivo.

Los locales marcaron un listón muy alto a nivel de intensidad, pero el equipo vasco igualó la propuesta y acabó por superar al conjunto de Sarunas Jasikevicius con una sólida defensa, que estuvo acompañada por tres triples anotados de manera consecutiva por el uruguayo Jayson Granger al inicio del último periodo que terminaron por romper un igualado duelo hasta ese momento.

El base charrúa, con 21 puntos de valoración y cinco triples, fue uno de los más destacados de un duelo en el que cinco azulgranas superaron la decena de puntos.

Por el lado lituano, el director de juego Nate Wolters estuvo demasiado sólo y alcanzó los 27 puntos de valoración.

El encuentro estuvo marcado por las denuncias previas del Kirolbet Baskonia por la grabación de su entrenamiento a puerta cerrada por parte de las cámaras del "Instant Replay", situación de la que se desmarcó el club lituano.

El Zalgiris comenzó el choque con más intensidad que los baskonistas, con una presión en toda la pista que sorprendió al plantel vitoriano con su puesta en escena.

Los visitantes tuvieron problemas en la defensa sobre el base local Nate Wolters, autor de diez puntos sin fallo en el primer periodo.

A pesar de todo, el Baskonia logró abrir la primera brecha del duelo a base de triples, con un 10-15 en el minuto 7, y con buenos minutos del pívot Ilimane Diop, que aprovechó la ausencia por lesión de Antanas Kavaliauskas, aunque fue el equipo de Sarunas Jasikevicius el que acabó por delante el primer periodo (24-22).

La escuadra vitoriana subió el nivel defensivo en el segundo asalto y logró poner en dificultades los ataques de los locales, que, sin Nate Wolters, sudaron para anotar y acompañar a los azulgranas en un marcador muy abierto.

Las alternativas fueron constantes y el Baskonia volvió a abrir otro pequeño hueco gracias, de nuevo, al acierto exterior y se fue por delante, 39-42, con mayor superioridad en el rebote.

El Zalgiris mantuvo la agresividad defensiva en la reanudación y generó numerosos problemas en el ataque estático de un Baskonia que no encontró el momento para castigar al rival con el contraataque.

Leo Westermann intentó sacar ventajas sobre sus defensores desde el poste bajo, pero el Baskonia logró minimizar las diferencias físicas en algunas posiciones, hasta que un mate en velocidad del francés Vincent Poirier y una buena canasta de Shavon Shields pusieron al Kirolbet con doce puntos de ventaja, 49-61 (min. 18) tras un parcial de 3-15 para los azulgranas.

Los jugadores del conjunto vitoriano entraron en el último acto con un 53-63 a favor que administraron a base de triples tras el 4-0 de inicio para los locales.

Jayson Granger anotó tres triples fundamentales en los primeros minutos del periodo para colocar un 59-76 a seis minutos del final, que terminó por romper el choque.

Los verdes no se dieron por vencidos y recortaron distancias con una presión y una defensa desesperada que les dio réditos para bajar la distancia hasta los 8 puntos, aunque no llegaron a tiempo para sorprender al Kirolbet Baskonia, que firmó su primer triunfo europeo de la temporada con un 79-87.

- Ficha técnica:

79 - Zalgiris Kaunas (24+15+14+26): Wolters (19), Walkup (-), Ulanovas (9), Jankunas (6), Davies (6) -cinco inicial-, Westermann (6), Birutis (7), Milaknis (12), Aaron White (7) y Grigonis (7).

87 - Kirolbet Baskonia (22+20+21+24): Granger (15), Janning (11), Shields (14), Shengelia (12) y Diop (5) -cinco inicial-, Vildoza (-), Huertas (11), Hilliard (7), Voigtmann (2), Poirier (8) y Garino (2).

Árbitros: Ilija Belosevic (Serbia), Elias Koromilas (Grecia) y Milan Nedovic (Eslovenia). Eliminaron por faltas personales al visitante Garino (min. 34).

Incidencias: Partido correspondiente a la primera jornada de la Euroliga disputado en el Zalgirio Arena de Kaunas ante 15.107 espectadores.