Diario Vasco

Bruselas, 12 oct (EFE).- La multinacional acerera ArcelorMittal anunció hoy que ha recibido una oferta vinculante del grupo Liberty House para que este adquiera las instalaciones de producción de acero que la empresa tiene en República Checa, Rumanía, Macedonia e Italia.

Se trata de la planta checa de Ostrava, la rumana de Galati, la macedonia de Skpje y la italiana de Piombino, que Arcelor se había comprometido a ceder como parte del acuerdo con la Comisión Europea para que esta le diese luz verde para adquirir la italiana Ilva.

La compañía, que tiene su sede en Luxemburgo, señaló en un comunicado que el cierre de esta transacción con Liberty "está sujeto a que se complete la adquisición de Ilva, y condicionado a la aprobación por parte de la Unión Europea y a la conclusión de las consultas con los consejos de trabajadores locales y europeos".

Asimismo, indicó que tiene en marcha negociaciones para la venta de la planta de Dudelange en Luxemburgo y varias líneas de acabado de Lieja (Bélgica), que forman parte de los activos que se comprometió a ceder.

La multinacional Liberty House, que suministra acero y servicios de ingeniería y tiene sede en el Reino Unido, dijo en un comunicado que el acuerdo para adquirir las plantas, que emplean a más de 12.500 personas, pondrá a la compañía "en el corazón de la industria del acero y cementará su papel global en el sector".

La transacción, añadió, aumentará su capacidad de laminado de por encima de los 15 millones de toneladas al año.

"Esta adquisición casi doblará el tamaño de nuestra mano de obra y capacidad de producción global", dijo en un comunicado el presidente ejecutivo del grupo, Sanjeev Gupta.

Liberty aseguró que ha trabajado con Arcelor para preparar la operación de modo que "satisfaga la demandas de la Comisión Europea", y destacó que tras la compra "prevé seguir invirtiendo en los activos" y trabajar con "gobiernos, sindicatos y otros entes locales para optimizar el valor de estos activos para las economías regionales y nacionales".