Diario Vasco

París, 12 oct (EFE).- Redoine Faïd, que hasta su captura el pasado 3 de octubre fue el fugitivo más buscado de Francia, interrumpió hoy la huelga de hambre que mantenía en prisión desde hace una semana, informaron los medios franceses.

Faïd había dejado de comer en protesta por el ingreso en la cárcel de la mujer que lo escondió y el inicio de su huelga el pasado 8 de octubre coincidió con el encarcelamiento de otros dos supuestos cómplices.

El preso logró escapar el pasado 1 de julio en helicóptero de la prisión de Réau, en la región parisina, donde cumplía una condena de 25 años por el asalto a un furgón blindado en el que murió un policía.

Faïd usó un burka para ocultarse durante el tiempo que estuvo huido y fue arrestado tres meses después en una gran operación policial en su localidad natal de Créil, a unos 70 kilómetros del norte de París.

El delincuente, de 46 años, está ahora en la prisión de alta seguridad de Vendin-le-Vieil, en el norte de Francia, cuya dirección desplegó una unidad médica para vigilar la huelga de hambre que llevaba a cabo.