Diario Vasco

Andorra la Vella, 11 oct (EFE).- El MoraBanc Andorra recibirá este sábado, con la gran duda del alero estadounidense David Walker, al BAXI Manresa que dirige el entrenador del conjunto del principado Joan Peñarroya.

Este vuelve a donde se fabricó como entrenador: el Poliesportiu de Andorra. El de Terrassa vivirá a las 18.15 horas su partido más especial y se reencontrará con la afición que tuvo durante las últimas ocho temporadas.

El BC MoraBanc perdió su condición de invicto en la Liga Endesa contra el FC Barcelona Lassa. Eso sí, llega después de conseguir su primera victoria en la Eurocopa contra el Germani Brescia Leonessa.

Los de Ibon Navarro quieren recuperar la solidez defensiva perdida contra el equipo italiano, ante el que recibieron 91 puntos.

"Es cierto que hubo detalles de ese partido que no me gustaron y que el equipo mañana tendrá que corregir", dijo Ibon Navarro.

"¿Si prefiero un resultado de 110 a 91 como el otro día? Lo más importante es conseguir la victoria, pero si lo hacemos de la manera que lo has planeado es mejor", comentó en un mensaje a los jugadores por la endeblez defensiva mostrada contra los italianos.

"Lo que más me preocupa es que mi equipo este bien y ser fieles a los que tenemos que hacer. Manresa es un equipo que tiene claro a lo que juega. Su espíritu es muy competitivo y siempre está en el partido vayan como vayan las cosas. Tienen mucha capacidad para agarrarse a los partidos y aquí preveo un partido largo que nos van a exigir mucho", afirmó.

Sobre la recuperación del alero norteamericano David Walker no fue nada optimista por si podría reaparecer. "Es temprano para él. No soy nada optimista. Prefiero pensar en los jugadores que están bien", aseguró.

Además también espera recuperar al escolta andorrano Guille Colom que fue baja de última hora contra el equipo italiano por gripe y con Shayne Whittington que se retiro el miércoles de la pista en el último cuarto, pero que todo quedo en un susto.

Ibon Navarro, que también se enfrentará a uno de sus exequipos, habló del paso de Joan Peñarroya por el club andorrano. "Aquí dejo un legado. Tanto el club como él se deben mucho. Tiene un sello como entrenador y mi intención es aprovechar su legado y no estropearlo. Estoy seguro que la afición lo recibirá como merece", declaró.

El pívot senegalés del BC MoraBanc, Moussa Diagne, también elogio a su ex entrenador, Joan Peñarroya. "Será un partido especial para los jugadores que estuvimos con él y también para la afición. Joan Peñarroya es un tipo muy grande y está es su casa. Aquí lo vamos a recibir muy bien. Estoy totalmente seguro", afirmó.