Diario Vasco

Madrid, 12 oct (EFE).- Los fondos soberanos de Abu Dabi (Adia) y de Singapur (GIC) han suscrito una ampliación de capital en la sociedad Connect, que posee un 29,9 % del capital de Cellnex y que está controlada por Sintonia, filial de Edizione, una entidad de la familia Benetton.

De esta forma, se concreta el acuerdo anunciado el pasado martes, que ha entrado hoy en vigor, y el capital de Connect queda repartido entre Sintonia, con un 60 %; Adia, con un 20 %; y GIC, con otro 20 %, según ha comunicado hoy Edizione a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El pasado 4 de octubre, Edizione, a través de Sintonia, vendió un primer paquete del 20 % de Connect a Infinity, una sociedad participada por la Autoridad de Inversiones de Abu Dabi (Adia).

Posteriormente, el 9 de octubre, la sociedad de la familia Benetton suscribió un nuevo acuerdo, que incluía tanto a Adia como a Raffles, entidad que pertenece al fondo GIC (Government of Singapore Investment Corporation),

GIC y Adia han comprado la participación en Connect en las mismas condiciones en las que Edizione adquirió el 29,9 % de Cellnex a Abertis (21,50 euros por acción).

El acuerdo contempla un compromiso de inversión de los accionistas de Connect por importe de 1.500 millones de euros para financiar la expansión de Cellnex.

La empresa española, que opera infraestructuras de telecomunicaciones, cuenta con una red de 28.000 emplazamientos y está presente en España, Italia, Países Bajos, Reino Unido, Francia y Suiza.