Diario Vasco

Madrid, 16 sep (EFE).- Sergio Scariolo, seleccionador nacional, calificó a Letonia como un equipo "muy perimetral, con jugadores ágiles y veloces con un gran tiro de tres puntos", por lo que apuntó a la defensa y a ser "un poco más duros en general" como una de las claves del partido de clasificación para el Mundial de China 2019.

Tras la primera derrota de la clasificación, ante Ucrania en Kiev el pasado viernes, "el equipo tiene ganas de jugar un buen partido en casa, delante la afición de Madrid, de España. La voluntad está ahí pero también con la humildad y conciencia de la calidad del rival, también por el momento de la temporada en que nos encontramos", dijo Scariolo.

"Tenemos ganas de hacerlo bien, de competir, de hacer nuestro baloncesto e intentar frenar el de Letonia, que es de altísima calidad técnica, con muy buenos tiradores de tres puntos y mucha velocidad. Es un buen equipo y tenemos que estar al tope de nuestras posibilidades para poderles ganar", añadió el seleccionador nacional.

Letonia es completamente diferente a Ucrania y su fuerza está en los exteriores y no bajo el aro.

"Ucrania es una selección, en esta versión, impresionante de peso, de fuerza física, de poderío en la pintura; Letonia es completamente diferente, más perimetral con jugadores veloces, ágiles, rápidos, todos con gran tiro de tres puntos. Una diferencia abismal. Tenemos que intentar hacer bien lo nuestro y ser un poco más duros en general y, por supuesto, limitar o hacer que sus tiros no sean cómodos porque si les dejamos tirar de tres abiertos se pueden ir a los noventa puntos con mucha facilidad", subrayó.

Tras la primera derrota, el equipo quiere desquitarse.

"En un Mundial y en Europeo hay que resetearse de un día para otro, así es que no hay ningún problema para afrontar el partido ante Letonia. Tenemos algún jugador que tampoco está a tope, pero en general todo está correcto", explicó.

La posición del equipo español en la clasificación sigue siendo envidiable.

"Tenemos tres victorias sobre la clasificación y un camino bastante allanado de cara al Mundial, pero nos interesa competir bien en casa y dar una buena imagen. Mezclar jugadores que habían llevado la espina dorsal de la competición con otros que no habían estado en un año, ha sido complicado. Igual hemos perdido un poco nuestra identidad, pero ahora hemos tenido un día más, un partido, para digerir esta fusión y espero que podamos dar buena imagen y un paso adelante en la clasificación, que todavía no está completada", finalizó Sergio Scariolo.