Diario Vasco

Madrid, 16 sep (EFE).- El director deportivo del Euskadi-Murias, Jon Odriozola, se felicitó por la "Vuelta de matrícula de honor" que llevó a cabo su equipo en esta edición de 2018, en la que logró un triunfo en la etapa con llegada en alto en La Camperona por medio del joven Oscar Rodríguez Garaicoechea.

"Hemos peleado hasta el final. Celebramos un Vuelta de matrícula de honor en los que hemos marcado varios hitos. Este equipo ha sabido llegar a la gente, al corazón de la mayoría de los aficionados. No tengo palabras para describir todo lo hemos vivido", reflexionó el director vasco.

Odriozola destacó "a un equipo joven, con ilusión, con personalidad y con muchas ganas ha conseguido unos imposibles: ganar a estos monstruos y alcanzar los sueños" que perseguían.

El excorredor guipuzcoano, no obstante, se quedó "sobre todo con la etapa de Oiz" del pasado miércoles, en casa. "Fue increíble lo que vivimos allí; todos estaban con Euskadi-Murias y fue muy emocionante", recordó.

Por ello, quiso dar las "gracias a todos los aficionados" que les han animado. "Euskadi-Murias es el equipo de todos. Hemos conseguido llegar a la gente gracias a nuestro coraje, ilusión y trabajo. ¡Este es vuestro equipo!", finalizó.