Diario Vasco

París, 16 sep (EFE).- El Lens, de la Segunda división francesa, y el Amiens, de Primera, realizaron este fin de semana con éxito las primeras pruebas para regresar a algunas gradas con los espectadores de pie, prohibidas desde hace más de 25 años debido a las tragedias de Heysel (39 muertos), Hillsborough (96) y Furiani (18).

Esta medida experimental, consensuada entre la Liga de Fútbol Profesional (LFP), las autoridades y las asociaciones de hinchas, está también a prueba en los recintos del Saint-Étienne, de Primera, y del Sochaux (Segunda).

El Lens fue el primero en probarlo este sábado en la victoria ante el Sochaux (2-0), seguido pocas horas después por el Amiens del brasileño Paulo Henrique Ganso, que cedió ante el Lille (2-3).

"Es un gran momento para nuestros hinchas. Es la consecución de un proyecto que se estaba gestando hace tiempo", manifestó el presidente del Lens, Joseph Oughoulian, quien se lo agradeció a los políticos que han hecho realidad esta reforma.

En Francia, las gradas tienen obligatoriamente asientos desde 1992 gracias a la ley Bredin, que respondía a la necesidad de regular el espacio disponible y evitar tragedias como la de Heysel (Bélgica, 1985, 39 fallecidos), Hillsborough (Inglaterra, 1989, 96 muertos) y Furiani (Francia, 1992, 18 fallecidos).