Diario Vasco

Redacción Deportes, 16 sep (EFE).- La selección masculina de waterpolo logró este domingo su cuarto título, el primero en 19 años, al derrotar a la de Australia por 10-4 en la final del Campeonato del Mundo disputado en Berlín.

Los magiares, medallistas de plata en el pasado Mundial, fraguaron su claro triunfo gracias a un parcial de 4-0 en el tercer cuarto, y tras ir ganando por 4-2 al descanso.

El máximo goleador de la final fue el húngaro Krisztian Manhercz, con cuatro dianas.

Los húngaros unen esta corona a las conseguidas anteriormente en 1979, 1995 y 1999.

Para los australianos, ésta es su mejor clasificación en la historia de las 16 Copas Mundiales disputadas hasta la fecha, después de una medalla de bronce en 1993.

La medalla de bronce fue para Serbia, que en Berlín buscaba su sexta corona y tercera consecutiva, al derrotar cómodamente al equipo anfitrión por 15-9.

En el partido por el quinto puesto, Croacia, campeona del mundo en 2017, ganó a Estados Unidos 10-7.

Finalmente, en el partido por el séptimo puesto, Japón lo tuvo fácil para ganar a Sudáfrica por un contundente 21-9.

El máximo goleador de la competición fue el serbio Gavril Subotic, que marcó 17 tantos durante los seis días de competición.