Diario Vasco

Tegucigalpa, 16 sep (EFE).- El expresidente hondureño Rafael Leonardo Callejas será sometido en octubre a un trasplante de médula ósea en Estados Unidos, donde se enfrenta a un juicio por un caso de corrupción ligado a la FIFA, informó hoy un familiar suyo en Tegucigalpa.

Callejas, a quien en marzo le confirmaron un diagnóstico de "leucemia AML", será intervenido en un hospital de Miami, indicó su primo Roberto Ramón Castillo, según una publicación del diario La Tribuna, de la capital hondureña.

"El trasplante de médula ósea que recibirá el expresidente Callejas es un procedimiento sencillo. Se extraerá médula ósea a una persona y luego, mediante un sistema inyectable, se traspasará al cuerpo de Callejas", indicó Castillo.

Luego de la operación, Callejas, quien fue presidente de Honduras en el período 1990-1994, "estará en observación y reposo durante cinco meses continuos que culminan en febrero, fecha en que tiene audiencia con la justicia estadounidense", agregó.

Callejas, quien presidió la Federación Nacional Autónoma de Fútbol de Honduras (Fenafuth) de 2002 a 2015, presentó en marzo de 2016 su declaración de culpabilidad de los cargos que se le imputaban ante el tribunal de Brooklyn, Nueva York, que lleva el escándalo de la FIFA.

El exgobernante, quien por petición suya fue enviado a Florida, sur de Estados Unidos, donde ha permanecido bajo libertad condicionada y con un grillete electrónico en un tobillo, conocerá en en febrero la sentencia.

El 22 de marzo, su primo Castillo dijo a periodistas hondureños que Callejas había sido diagnosticado con "leucemia AML", y que el mismo exgobernante le indicó que estaba iniciando una quimioterapia que le llevaría "de cuatro a cinco semanas", de las que unas dos permanecería en el hospital.

El expresidente ha pedido a sus correligionarios del gobernante Partido Nacional de Honduras, bajo cuya bandera llegó al poder en 1990, y a sus amigos, "que oren por él", expresó entonces Castillo.

Callejas se entregó en diciembre de 2015 a autoridades de EE.UU. en Nueva York y el 28 de marzo de 2016 se declaró culpable ante un juez estadounidense de haber cometido actos de corrupción durante el tiempo que dirigió la Federación de Fútbol de su país, dentro del millonario escándalo destapado en la FIFA.

Las autoridades judiciales de EE.UU. lo acusan de delitos de crimen organizado y conspiración para cometer fraude electrónico en relación con la recepción de sobornos a cambio de la adjudicación de los contratos de derechos comerciales y de transmisión de los partidos de clasificación para la Copa Mundial de la FIFA.

Callejas, de 74 años y quien podría afrontar una pena máxima de 20 años de prisión por cada cargo que se le imputa, además de admitir su culpabilidad, acordó con el juez Robert Levy, que lleva el caso, entregar 650.000 dólares como restitución.

Los documentos del proceso muestran que Callejas negoció y aceptó sobornos por valor de "cientos de miles de dólares", a cambio de ejercer su influencia como el presidente de la Fenafuth para la adjudicación de contratos comerciales y de transmisión de los partidos de la selección hondureña a Media World, una empresa de mercadotecnia deportiva de la Florida.

El exgobernante fue relevado en la Fenafuth por Alfredo Hawit, que también está acusado por el escándalo de corrupción de la Fifa y que, luego de haber sido detenido en Zúrich (Suiza) en 2015, actualmente está en arresto domiciliario en Miami.

Hawit también presidía la CONCACAF (Confederación Norte, Centroamérica y el Caribe de Fútbol) y era uno de los vicepresidentes de la FIFA.

Estos casos responden a la red de corrupción destapada en la FIFA en 2015 por la entonces fiscal general estadounidense, Loretta Lynch, que acusó a los dirigentes del fútbol mundial de "secuestrar" al deporte para enriquecerse durante 24 años.