Diario Vasco

Madrid, 16 sep (EFE).- El español Enric Mas (Quick Step), "muy feliz por el segundo puesto del podio", reconoció que durante la tercera semana de Vuelta pensó "en la opción de luchar por el maillot rojo".

"En principio no me planteaba la pelea por el maillot rojo como objetivo porque llevaba mucho tiempo sin competir y no sabía cómo me iba a encontrar, pero en la tercera semana sí me lo llegué a plantear. No sé qué hubiera pasada con un equipo a mi servicio porque en tres semanas pueden pasar muchas cosas, dijo en meta el ciclista mallorquín.

Mas sabe que a partir de ahora centrará uno de los focos principales del ciclismo español. Una responsabilidad que está dispuesto a asumir con tranquilidad.

"Me motiva la responsabilidad, pero ahora pienso en seguir aprendiendo y trabajando para mejorar en todo lo que me haga falta".

Ahora su ilusión será debutar en el Tour de Francia, pero es un asunto que deberá tratar con los técnicos del equipo.

"Me gustaría conocer el Tour, pero tiempo tenemos para hablarlo con el director del equipo, a ver cómo planificamos la próxima temporada".