Diario Vasco

Bucarest, 16 sep (EFE).- Un ciudadano rumano presentó el pasado jueves una denuncia contra el patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rumana, Daniel, por promover el racismo y la xenofobia, y fundamentó su acusación con la Biblia, informó hoy el diario Adevarul.

"No se trata de una insatisfacción mía, sino de la aplicación de la ley en Rumanía", declaró a la prensa Vasilica Militaru, que presentó la denuncia en el Tribunal de Casación de Bacau, en el noreste de Rumanía.

"Mientras la ley establece clara y explícitamente la prohibición y condena por promover en público las ideas racistas y xenófobas, así como la violencia por motivos étnicos, raciales o religiosos, descubrimos textos bíblicos (...) que presentan explícitamente los crímenes cometidos por santos y profetas", explicó Militaru sobre su denuncia.

A su juicio, los actos de esos personajes bíblicos "son glorificados de manera especial por la Iglesia Ortodoxa Rumana a través de oraciones especiales y celebraciones".

Militaru señaló que no quiere que se prohíban los textos de la Biblia sino que se advierta al lector que "se encontrará con un Dios que ordena asesinatos y con un ejecutor como Moisés, que mata a niños".

Asimismo, arremetió contra el patriarca Daniel porque elogia a algunos de los "santos criminales", como Elías, "un asesinó que mató por apuñalamiento a 450 personas", según el denunciante.

Por su parte, la Iglesia Ortodoxa Rumana calificó la denuncia como una aberración y criticó a Militaru.

"Este señor tiene un problema de comprensión de la realidad y no puede hablar de las Sagradas Escrituras, que es el libro fundamental tanto para el catolicismo como para el cristianismo universal", afirmó el portavoz de la Iglesia Ortodoxa Rumana, Vasile Banescu.

"No tomo en serio tal denuncia y ningún juez dará curso a esta acusación relacionada con los profetas del Antiguo Testamento", agregó Banescu.