Diario Vasco

Barcelona, 16 sep (EFE).- La jugadora de Sitges, Andrea Jonama, de 23 años, debutará la próxima semana como profesional en el Circuito Europeo en el Estrella Damm Mediterranean Open que se disputará en su 'casa', el CG Terramar, algo que le ilusiona, aunque admite que le genera presión por debutar en casa.

"Claro que noto un poco la presión y más porque lo haré en el que es mi club y la gente que me conoce espera que lo representes de la mejor manera", asegura Jonama, que intentará "no meterse mucha presión" para intentar hacerlo lo mejor que sabe.

Juega al golf desde los cinco años, estudió el bachillerato en el IES 'Joaquim Blume' donde compaginó el estudio con la formación como jugadora, dentro del programa de la Federación Catalana.

Fue ganadora del Campeonato de Barcelona 2010, 2012 y 2017, del Campeonato de Cataluña cadete y absoluta en 2010 y juvenil y júnior en 2011, ganando el internacional de Bélgica sub-18 en 2012, con 17 años.

En agosto de 2013, con 18 años, se marcho a Estados Unidos, concretamente a la Universidad de Texas, donde estudió psicología y formó parte del equipo de la universidad en la NCAA.

"Fue una experiencia de que me encantó. Yo quería estudiar periodismo, pero no pudo ser porque las clases eran por la tarde y los entrenamientos con el equipo de golf también y no pudo ser", recuerda Andrea.

Tampoco fue fácil formar parte del equipo de la universidad. "Era de primera división y había un nivel altísimo. Allí no se trata de competir con el equipo, sino hacerlo contra las chicas del propio equipo porque solo cinco van al campeonato y siempre estás compitiendo contra mucha gente", dijo.

Destacó en cada temporada. En 2015 finalizó sexta del ránking aficionado de Estados Unidos, año en que el equipo ganó la final de la Conferencia Sureste (SEC), clasificándose para las Finales de Estados Unidos de la NCAA en 2014 y 2015, acabando en el 'Top 10'.

En septiembre del año pasado volvió a Sitges y siguiendo los consejos de su entrenador se pasó a profesional en marzo de este año y comenzó a jugar en Europa.

"Volví a Europa porque mi entrenador, Felipe García, es de aquí y me gusta mucho estar aquí porque estoy en mi club y con mi familia. Si mi entrenador hubiera estado en Estados Unidos me hubiese quedado allí", indicó.

"Empecé en el golf a los cinco años y desde los ocho ha sido mi único entrenador y lo necesito. He crecido con él, me conoce muy bien y confío totalmente en él; no lo haría con nadie más", asegura la joven jugadora.

Tanto Carlota Ciganda como Azahara Muñoz son su referencias, pero reconoce que de momento aún está lejos de ellas: "Yo acabo de comenzar y esto del golf lleva mucho tiempo y mucha paciencia".

Considera que lo mejor de su juego es "la mentalidad" y considera que haber estudiado psicología le ha ayudado bastante en esta faceta.

"También mi juego corto, tanto el 'putt' como el 'approach' siempre se me han dado bastante bien y esto me aporta confianza para estar bien en el juego largo", aseguró.

Su padre, Andrés Jonama fue cinco veces campeón de España de natación y participó en el Mundial de Roma: "Era muy buen atleta. Yo también probé la natación, pero no me gustaba y no me veía en ese deporte. En cambio, mi padre iba a jugar a golf los fines de semana y yo iba con él y le dije que ese deporte sí me gustaba... y aquí estoy".

"No quiero hacer planes antes de saber cómo vas a jugar. Ahora no puedo decir que el año próximo jugaré en el Circuito Americano porque si estoy jugando mal aquí no tengo porqué ir allí", concluyó.