Diario Vasco

Redacción deportes, 15 sep (EFE).- El piloto madrileño Carlos Sainz (Renault), que este domingo saldrá en la duodécima plaza en el Gran Premio de Gran Premio de Singapur, decimoquinta prueba del Mundial de Fórmula Uno, que se disputa en el nocturno circuito de Marina Bay, ha reconocido "no estar contento", pues "el objetivo era ser séptimos".

"Nuestro objetivo no era ser duodécimos y poder elegir neumáticos para la carrera. Era el de pasar a la Q3 y hacer séptimos, que es el ritmo que tenía todo este fin de semana. Por eso no estoy contento", ha reconocido Carlos Sainz a los medios informativos.

El español, asimismo, ha indicado que las sensaciones durante la calificación fueron dispares: "Buenas al principio de la calificación, malas la final".

"Hemos empezado con muy buen ritmo, haciendo una vuelta muy buena en Q1 y, a partir de ahí, cada vez que salí de boxes tenia temperaturas de ruedas y diferentes, cada vez tenia menos agarre. La pista evolucionaba y ni yo ni el coche lo hacíamos. Tenemos que ver por qué tenemos tantos problemas con las temperaturas de las ruedas cuando salimos de boxes. Debemos ver por qué pasa eso", ha indicado.

Eso sí, Carlos Sainz se mostró optimista para la carrera, ya que "no afecta a mañana esos problemas": "Si el coche va como hoy, una vez que haces varias vueltas en carrera todo se estabiliza".

"Mañana cuando me levante y vea que estoy duodécimo, y que puedo salir con ultrablandos quizás estaré más contento, pero no lo estoy hoy", ha añadido.