Diario Vasco

Redacción deportes, 14 sep (EFE).- Un penalti transformado por Jelle Vossen en el tiempo añadido rubricó la remontada ante el Lokeren del Club Brujas (2-1), que sacó adelante con apuros su compromiso de la séptima jornada de la Liga de Bélgica.

El vigente campeón tuvo que esforzarse al máximo para superar a un rival que sólo ha ganado uno de los siete partidos que ha jugado en lo que va de competición.

Lastrado por cinco derrotas y un empate, es antepenúltimo en la tabla. Aún así, se adelantó en el marcador a los ocho minutos gracias al serbio Djordje Jovanovic.

El Club Brujas, rival del Atlético Madrid en la Liga de Campeones, acentuó el acoso a su adversario en la segunda mitad. No tuvo acierto hasta la hora de partido, con el empate logrado por Benoit Poulain.

En el tiempo añadido, un penalti dio la victoria a los locales. El goleador Jelle Vossen no falló y proporcionó los tres puntos al conjunto del croata Ivan Leko.

El Club Brujas es líder de la Liga de Bélgica con cinco puntos de renta respecto al Genk y seis sobre el Anderlecht y el Gante.