Diario Vasco

Redacción deportes, 14 sep (EFE).- La rusa Dina Averina encadenó su segundo título consecutivo de campeona del mundo, al colgarse este viernes el oro en la final del concurso general de los Mundiales de gimnasia rítmica que se disputan en Sofía con una nota de 81.450 puntos.

Casi dos puntos más que su más inmediata perseguidora, la israelí Linoy Ashram, que subió un peldaño en el podio con relación al Campeonato del Mundo disputado el pasado año en la ciudad italiana de Pesaro y logró la medalla de plata con una calificación de 79.700

Un dato que confirma la superioridad de Averina, a la que ni un fallo en el ejercicio de cinta le impidió sumar su cuarto oro individual en la capital búlgara, tras lograr en las jornadas precedentes el triunfo en las finales de mazas, aro y pelota

Completó el podio la también rusa Aleksandra Soldatova, que tuvo que conformarse con la tercera plaza final con una nota de 79.175, lastrada por sus fallos con la cinta.

Errores totalmente inesperados, ya que si Soldatova destaca en algún aparato es en la cinta, como confirmó en estos mismos Mundiales con su triunfo en la final de esa especialidad.

Aleksandra Soldatova dejó caer en dos ocasiones la cinta durante su ejercicio de este viernes y logró unos discretos 17.050 puntos que acabaron con cualquier opción de discutir el oro a Averina.

Algo que sólo parece en disposición de hacer su hermana gemela Arina Averina, la vigente campeona europea, que lastrada todavía por los problemas de hombro que sufrió hace apenas unas semanas, ni tan siquiera logró acceder a la final del concurso general.