Diario Vasco

Huesca, 14 sep (EFE).- El centrocampista del Huesca Gonzalo Melero comentó este viernes, tras la derrota de su equipo contra el Rayo Vallecano, que hicieron méritos para "no perder" y que la derrota fue "una pena" porque demostraron "corazón".

"Estamos dolidos por el resultado, pero satisfechos porque lo hemos dado todo. Lo justo hubiera sido un empate, y más ante un rival directo", apuntó.

Por su parte David Ferreiro, que entró en la segunda parte, también manifestó su pesar por la derrota y dijo estar "fastidiado porque no ha podido ser, pues el balón no quiso entrar" en un partido que su equipo quería que "fuera una fiesta".

A pesar de la derrota el jugador gallego se mostró contento por el apoyo de El Alcoraz al equipo y a él personalmente cuando ingresó en el terreno de juego.