Diario Vasco

Tokio, 14 sep (EFE).- El número de ancianos centenarios en Japón alcanzó hasta septiembre un máximo histórico de 69,785 personas, un 88,1 % mujeres, reveló hoy el Gobierno, que achaca el récord a los avances médicos y a una mayor concienciación sobre la salud.

La cifra aumentó en 2.014 personas y representa casi siete veces más que hace dos décadas, según el informe elaborado por el Ministerio japonés de Sanidad, Trabajo y Bienestar con motivo de la celebración del "Día del respeto a los mayores", festivo nacional que se conmemora el tercer lunes de septiembre.

Del total de las personas que han alcanzado o superan la barrera de los 100 años en el país asiático un 88,1 % son mujeres (61.454), frente a los 8.331 varones, entre ellos el ex primer ministro Yasuhiro Nakasone, que cumplió la centena en mayo.

El volumen de centenarios se ha incrementado de manera continua desde 1971 y Sanidad prevé que la tendencia continúe, principalmente por los avances en tratamientos médicos y por la concienciación sobre el cuidado de la salud, según se refleja en el informe.

Se prevé que la población centenaria de Japón exceda las 100.000 en cinco años y los 170.000 en una década, según estimaciones del Instituto Nacional de Investigación de Población y Seguridad Social.

Kane Tanaka es a día de hoy, con 115 años y 258 días, la mujer más longeva de Japón y, según el registro del Gerontology Research Group (GRG), la más anciana del mundo.

Tanaka, natural de la ciudad de Fukuoka (sudoeste), donde vive actualmente en una residencia, nació el 2 de enero de 1903, el mismo año que los hermanos Wright (Ohio, Estados Unidos) realizaron el que se considera el primer vuelo de un avión a motor de la historia.

El varón más longevo del país es, por su parte, Masazo Nonaka, un residente de Ashono (norte) de 113 años y 54 días.

Nonaka nació el 25 de julio de 1905 en la localidad de la isla de Hokkaido, donde vive en una posada con aguas termales de más de 100 años que solía regentar, y este abril fue reconocido con el premio Guinness al varón más longevo del mundo tras el fallecimiento a los 113 años de Francisco Núñez Olivera, de Extremadura (España).