Diario Vasco

Huesca, 14 sep (EFE).- El entrenador del Huesca, Leo Franco, señaló este viernes, tras la derrota de su equipo en su estadio frente al Rayo Vallecano, que lo importante en el fútbol es "generar ocasiones" y que eso lo habían logrado.

"Eso me tranquiliza. A veces las oportunidades se ponen de cara y a veces no", apostilló el técnico argentino que ha agradecido el apoyo de sus aficionados que aplaudieron al equipo al final del partido tras la derrota.

El preparador apuntó que el resultado fue "una pena" porque en la previa del partido habían hablado que todo lo que acontecía en la ciudad y en el terreno de juego iba a ser maravilloso.

"Queríamos poner esa guinda con la victoria pero no pudo ser", lamentó Leo Franco, que agradeció el esfuerzo "descomunal" de sus jugadores y que ha añadido que el camino para hacer las cosas bien era el que estaban recorriendo.

Sobre los cambios en el once inicial, con la ausencia de Gallar y el "Cucho", que han sorprendido, analizó que tiene una plantilla "con casi dos jugadores por puesto, que están muy igualados" y que están entrenando todos muy bien por lo que el nivel era "muy parejo".

El técnico sudamericano ha elogiado el gol de Imbula, que al final ha sido lo que ha decidido el partido: "lo ha clavado en el ángulo. Ha sido un disparo increíble y una virtud del rival".

Leo Franco analizó que tras esta primera derrota en casa deben tener "equilibrio".

"Ni cuando ganamos somos los mas guays ni cuando perdemos pensamos cosas que no somos. Hay que corregir lo que no hacemos bien y reforzar lo que hacemos bien", añadió.

De la misma forma advirtió de que su equipo está "preparado" y es consciente de que la temporada va a ser "larga".