Diario Vasco

Buenos Aires, 14 sep (EFECOM).- España consideró hoy que en el actual contexto de "medidas proteccionistas" en el comercio global sería "algo estratégico" que la Unión Europea (UE) y el Mercado Común del Sur (Mercosur) se pongan de acuerdo para cerrar un tratado de libre comercio, para lo que consideró falta "impulso político".

En declaraciones a la prensa en la ciudad argentina de Mar del Plata, donde se celebra la reunión ministerial de Comercio del G20, el director general de Comercio Internacional e Inversiones de España, José Luis Kaiser, señaló que las negociaciones entre Europa y el bloque sudamericano están en su "fase final".

"Justo en estas fases es cuando se dejan los asuntos más sensibles para ambas partes. El tema agrícola tiene muchas sensibilidades de ambos lados, en UE y Mercosur (integrado por Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay), pero lo que ha quedado claro es que lo que hace falta es un impulso político", señaló Kayser.

A su juicio, los "aspectos técnicos" y esas sensibilidades que hay en los dos bloques -que llevan dos décadas negociando- "se pueden solucionar" por la vía política, ya que "es mucho más lo que hay que ganar" que lo que deben ceder ambas partes.

"En este contexto de medidas proteccionistas y deriva que está tomando el comercio en determinados países, que las dos principales áreas de integración económica y comercial del mundo puedan dar un mensaje de que es posible firmar un acuerdo comercial y es posible ponerse de acuerdo es algo estratégico en estos momentos", agregó.

Junto a Kayser, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, añadió que el "deseo" de España es que ese convenio se firme antes de final de año.

En el marco de la reunión del G20, en la que hoy los ministros del ramo de los países que lo integran -España es invitado permanente- han debatido sobre los retos del comercio global, Maroto ha mantenido encuentros bilaterales con sus homólogos de Argentina, Canadá, Brasil e India y con la comisaria de Comercio de la UE, Cecilia Malmström.

"El ministro argentino recordaba que fue en España donde se sentaron las bases (de las negociaciones entre UE y Mercosur) en 1995. Por eso nos correspondía a España ser un poco más proactivos y hay que hacerlo más aún, porque las diferencias son pequeñas y lo que podemos conseguir gracias al acuerdo es mucho", sentenció.

En su encuentro con el canciller argentino, Jorge Faurie, y el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, Maroto expresó que España quiere "ayudar" a que el tratado "sea una realidad cuanto antes".

"Ellos nos han pedido complicidad y ha quedado claro que vamos a ayudar a que finalmente ese acuerdo se sustente. Entendemos que va a ser bueno para las dos áreas económicas y además porque estamos en un momento desde el punto de vista comercial que es estratégico para la UE y Mercosur afianzar nuestra relación", concluyó.

Con Brasil, representado por su canciller, Alysio Nunes, la delegación española también trató este asunto y se comprometió a trabajar por que el acuerdo sea una realidad.

En el encuentro con el viceministro de Comercio Internacional canadiense, Timothy Sargent, Maroto debatió sobre el acuerdo comercial y económico entre Canadá y la Unión Europea (CETA), firmado hace un año y que se esta desarrollando.

"Hemos visto cuál era el trabajo conjunto de ambos países para dar a conocer las empresas, los sectores estratégicos tanto para inversiones de España en Canadá como de empresas canadienses en España", subrayó.